Seguidores

sábado, 7 de septiembre de 2013

Fabero 2013

Hola a todos. Pido disculpas porque llevo una eternidad sin actualizar el blog,  el final de curso, el final de la temporada de atletismo, las vacaciones... Antes de todo quiero dedicar esta entrada a Pedro García Cela, Dani Sánchez Enjuto, Manete Pérez Ramón, Jose Antonio Ramírez Loriente, Egoitz ikaza, Iñaki Icaza, a mi padre y a mi abuelo. Que con ellos he pasado estas estupendas vacaciones. Bueno, voy a empezar a explicar toda esta larga experiencia. 
Cuando llegué a Fabero, después de saludar a la  familia y todo eso, jeje, lo primero que hice fue ir a hacer las cabras con mi padre. Por suerte las vimos pronto y no nos tuvimos que meter toda la pechada. Además encontramos los machos. Hay uno, el que más me gusta, que tiene la oreja derecha caída hacia atrás. Ese mismo ejemplar no se si lo volveré a ver porque las otras veces que he ido a buscarlas, el rebaño de machos estaba muy disperso y este ejemplar no lo volví a ver. Además nos dijeron que hacía unos días que habían matado furtivamente una cabra de ese rebaño. Creo que después de matar esa cabra volvieron y, como dice Manete, les dieron matarile a la de la oreja caida y a un par de machos más. Es una lástima perder ejemplares con esta pedazo de cornamenta que daba respeto acercarse. 

Para ver las fotos mejor, hacer click en la foto.


Cabra montés. Capra pyrenaica

Cabra montés. Capra pyrenaica


Cabra montés. Capra pyrenaica


Cabra montés. Capra pyrenaica


Cabra montés. Capra pyrenaica




Éstas como debéis suponer no las hice yo, me las hizo mi padre.


Uno de los días siguientes, quedamos con Pedro que nos llevó a hacer una excursión del quince. Nos dijo que había posibilidades de ver el oso cerca así que mi padre se llevó todo el arsenal. Empezamos a subir, por un valle que tenía una de las subidas mas duras que he hecho, como dice él, esa ruta no tiene calentamiento. Después de llegar hasta el lugar previsto, nos dijo de continuar caminando y ya que estábamos cerca de una de las montañas más altas de la zona, subirla. Como nosotros no sabíamos de que iba la cosa le dijimos que sí. Total después de la ascensión, tocaba la bajada. Imaginad como vio Pedro a mi padre de cansado que dijo: "Vamos a bajar por este otro lado y en el pueblo de abajo ya encontraré a alguien que nos lleve hasta el coche". Bajamos a monte a través y en mitad de las escobas nos dijo: " yo esto lo he hecho muchas veces no os penséis que estoy loco". Por fin llegamos a un refugio en una pista de 4x4. Desde allí llamó a un amigo para que nos viniese a buscar. Gracias a dios que nos pudo venir a recoger, que sino no llegamos a casa hasta la noche jeje. No hice ni una foto pero sólo por la excursión ya me mereció la pena.




Como me quedé con ganas de caminar y ver el oso cerca, Pedro y Dani nos llevaron a un hayedo chulísimo con hayas muy interesantes dónde al final de éste había un mirador a la montaña de enfrente, pero no hubo suerte. Sólo vimos un rebaño de rebecos que estuvimos un buen rato discutiendo si eran cabras domésticas o rebecos. Al final quisimos creer que eran rebecos. Arriba, estuvimos entretenidos con una lagartija serrana.





Otro día Dani nos llevó a los Aquilianos, donde vimos mas de 20 corzos. Como estaban en celo pudimos verles copulando, la cópula del corzo es una cosa que no se ve todos los días. Además vimos muchos buitres, cenizos, ratoneros buitre negro y alguna cosilla más. Como este sitio me gusto mucho, volví con mi padre y Manete. Viendo las fotos que sacaba Dani a los pechiazules, a Manete y a mí se nos pusieron los dientes largos y volvimos de nuevo.

 

 
Ratonero. Buteo buteo 
Ratonero. Buteo buteo 

Éstas son las dos mejores fotos del segundo día en Aquilianos. Están hechas con la 7D. Había una pareja de alcaudones dorsirrojos que intentaban echar al primer ratonero del poste. Lástima que no lo pillé bien.

Corzo. Capreolus capreolus

Carraca. Coracias garrulus


                                            
Pechiazul. Luscinia svecica

Pechiazul. Luscinia svecica

Pechiazul. Luscinia svecica

Pechiazul. Luscinia svecica

Estas son las de la tercera sesión en Aquilianos con Manete y Dani. todas las fotos están hechas desde el coche. Con los pechis fue una pasada, porque pusimos la red en las ventanillas y con la curiosidad se venían al lado del coche donde les pudimos hacer unas cuantas fotos. Hacia la media mañana bajamos hasta un pueblecillo donde hay muchas aves y nos encontramos con la carraca. Allí, en León, es rareza. La carraca y el alcaudón están hechos con digis.

Cierva. Cervus elaphus

Corzo. Capreolus capreolus

Estas son las del último día. Una cierva hecha con digis que aguantó un poco y un corzo confiadísimo hecho con la 7D.


Hice unas cuantas salidas más con Manete, alguna que nos acompañó Pedro e hice otras con Dani. Las siguientes fotos son de las lagunas de Villafáfila, Villadangos, Babia y algunas rutas por Ancares. 

Hembra de cenizo de Villafáfila (Circus pygargus)


Ranita de san antonio. Hyla arborea


  











 
Agulilla calzada. Hieraaetus pennatus


Quizás el mejor momento fotográfico lo pasé con Manete y Dani. Estábamos hablando y vimos como una culebrera bajaba en picado a posarse cerca de donde estábamos. Montamos los tres el equipo y disfrutamos a placer. Ahí van las mejores fotos todas con digis.

Aguila culebrera. Circaetus gallicus

Aguila culebrera. Circaetus gallicus

Aguila culebrera. Circaetus gallicus

Aguila culebrera. Circaetus gallicus


Hay una cosa de estas vacaciones que no se me olvidará en la vida. Fue con Dani, me llevó a hacer una excursión impresionante. Empezamos a andar a las 4 de la tarde. Íbamos caminando paralelos a una ladera de piedra donde habían visto el oso unas cuantas veces. Paramos a descansar un rato a la sombra. Después de cinco minutos nos volvimos a poner en marcha, a unos 3 metros de donde habíamos parado había una vívora de Seoane, ésa era la primera sorpresa del día, una nueva especie. La lástima es que fue muy fugaz y no me dio tiempo a fotografiarla. Seguimos caminando y ya al final de la caminata vimos la Drosera, que es la única planta carnívora de España. como hacía una calor horrible y estábamos cansados, en vez de hacerle una foto a la Drosera nos fuimos a bañarnos al lago. Otra sorpresa fue que el lago está a los pies de la montaña y lo primero que pensé es que estaría el agua  helada, pero no, estaba hasta caliente. Después de pegarnos un buen chapuzón vimos un montón de tritones jaspeados, otra gran sorpresa porque tenía unas ganas locas de verlos. Les tiramos unas cuantas fotos y empezamos la bajada.

 Aquí es cuando viene el mejor momento de todas las vacaciones y de toda mi vida. Estábamos parados Dani y yo mirando la ladera y comentando  donde nos gustaría que saliese el oso. 
Total que no lo vimos. Retomamos otra vez la marcha, dimos una curva y nos topamos de cara con el oso a unos escasos 15 metros!!!!!! Yo a esa distancia no lo vi porque Dani iba delante porque el camino era estrecho. Cuando él lo vio me dijo: "CORRE MARC!!,CORRE!!, EL OSO!!, VES HACIA ARRIBA, VES HACIA ARRIBA!!" entonces empecé a oír como el oso rompía monte para poder escapar corriendo. Yo llegué hasta una piedra donde pude verle correr a unos 35 ó 40 metros. Era un ejemplar guapísimo, era todo pardo menos el cuello y el principio de las patas delanteras que las tenía rubias. Me acuerdo que Dani antes de verle me iba diciendo: "si hay un lugar donde no me gustaría encontrarme el oso es ahí". Estuvimos un rato viendo todo tipo de rastros del oso: pisadas, raíces comidas, escobas rotas... Él iba subiendo por el camino mientras nosotros bajábamos. Creo que no lo olvidaré nunca!! Llevaba la cámara guardada y fue tan rápido que no le pude sacar ni una sola foto, pero vaya subidón!

Os pongo la foto que más que gusta del tritón jaspeado

Tritón jaspeado. Triturus marmoratus



Ésta me la hizo Dani 

Después de esta experiencia me quedé con ganas de grabarlo y fuimos a Somiedo. Allí pude ver cuatro osos más, pero a una distancia mayor. 

Oso pardo. Ursus arctos

Con digiscoping a máximos aumentos y zoom.

Ya para acabar esta larga entrada, dejo para el final el magnífico finde con Egoitz y su familia. No me enrollo mucho y lo veis con las mejores imágenes que hice. 


Cabra montés. Capra pyrenaica

Cabra montés. Capra pyrenaica



Cabra montés. Capra pyrenaica



Cabra montés. Capra pyrenaica















Rebeco. Rupicapra rupicapra





Cabra montés. Capra pyrenaica



 






 





Gato montés. Felis silvestris



De izquierda a derecha, Patricia, Iñaki, Egoitz,  Ana, José Antonio, yo y Uxue


Quiero dar las gracias a José Antonio, a Dani, a Pedro y a Manete por lo amables que han sido conmigo.

Un abrazo a los cuatro. 

Espero que os guste esta entrada.

Marc.